Molinillos de hojaldre y fresa

26 junio 2015

Mamá:  Un día decubrimos un blog de recetas que, simple y sencillamente, nos encanta.  Se llama "Dulces Bocados" y ya os hemos hablado alguna vez sobre él, porque lo seguimos de cerca y disfrutamos de sus postres, de sus fotos y de lo encantadora que es Carme.  Si no lo conocéis, no dejéis de visitarlo y de intentar alguna de sus propuestas. 

Además, la peque mayor, nuestra experta cocinera, siempre dispuesta a remangarse y ponerse manos a la obra, se ha aficionado por completo a este blog y quiere probar casi todas las recetas que aparecen.  Nosotras encantadas, claro.

En esta ocasión, se ha atrevido con unas galletas molinete de frambuesa que podéis ver aquí.  Bueno, en nuestro caso, finalmente fueron de fresa y un poquito más feas que las originales, pero ¡¡buenísimas!!


Berta: La receta es fácil de preparar y el tiempo total de preparación es de 30 minutos.  Como veis rapidita, aunque desaparecerán enseguida. Todas las fotos de esta entrada, las he hecho yo, aunque mamá las ha seleccionado y les ha dado un toque.


Mamá y Berta:  Los ingredientes que se necesitan para poder saborear 12 unidades son: 

* 1 plancha de masa brisa (nosotras la compramos)
* Mermelada de fresa (la original lleva mermelada de frambuesa y ruibarbo)
* 1 yogur griego
* 12 fresas (la original lleva frambuesas)
* 1 huevo batido
* Azúcar 


Y llega el momento de prepararlos.  Para eso, precalentamos el horno a 180 grados.  Cubrimos la bandeja del horno con papel vegetal.  

Estiramos la masa hasta tener un grosor de unos 0,3 mm. y con una cortapastas cuadrado cortamos las porciones.  Si no tenéis cortador, se puede hacer con un cuchillo, recortando cuadrados de unos 6 x 6 cm.).  Colocamos sobre la bandeja, dejando un dedo de separación entre cada masa. 


Con un cuchillo se hacen los cortes desde cada esquina hasta el centro, pero sin llegar a él.  Colocamos una cucharadita de mermelada en el centro y doblamos las esquinas hacia el centro. 

Con un pincel, les ponemos huevo batido y espolvoreamos azúcar. 


Horneamos unos 20 minutos y deben quedar dorados.  Retiramos del horno y dejamos enfríar sobre una rejilla. 

A la hora de servirlos, colocamos en el centro una cucharadita de yogur y adornamos con una fresa. 


Y... ¡¡listos!! Un postre sencillo, rápido e ideal para el veranito... 

1 comentario

  1. Ohhhhh Berta te han quedado fantásticos, me alegra que os gustaran. Con vuestro permiso lo voy a compartir en FB, vale?
    Muchas gracias por hablar tan bien de mi blog, sois unos soles ;-)
    Un beso a las dos

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!