Molinillos de hojaldre y fresa

26 junio 2015

Mamá:  Un día decubrimos un blog de recetas que, simple y sencillamente, nos encanta.  Se llama "Dulces Bocados" y ya os hemos hablado alguna vez sobre él, porque lo seguimos de cerca y disfrutamos de sus postres, de sus fotos y de lo encantadora que es Carme.  Si no lo conocéis, no dejéis de visitarlo y de intentar alguna de sus propuestas. 

Además, la peque mayor, nuestra experta cocinera, siempre dispuesta a remangarse y ponerse manos a la obra, se ha aficionado por completo a este blog y quiere probar casi todas las recetas que aparecen.  Nosotras encantadas, claro.

En esta ocasión, se ha atrevido con unas galletas molinete de frambuesa que podéis ver aquí.  Bueno, en nuestro caso, finalmente fueron de fresa y un poquito más feas que las originales, pero ¡¡buenísimas!!


Berta: La receta es fácil de preparar y el tiempo total de preparación es de 30 minutos.  Como veis rapidita, aunque desaparecerán enseguida. Todas las fotos de esta entrada, las he hecho yo, aunque mamá las ha seleccionado y les ha dado un toque.


Mamá y Berta:  Los ingredientes que se necesitan para poder saborear 12 unidades son: 

* 1 plancha de masa brisa (nosotras la compramos)
* Mermelada de fresa (la original lleva mermelada de frambuesa y ruibarbo)
* 1 yogur griego
* 12 fresas (la original lleva frambuesas)
* 1 huevo batido
* Azúcar 


Y llega el momento de prepararlos.  Para eso, precalentamos el horno a 180 grados.  Cubrimos la bandeja del horno con papel vegetal.  

Estiramos la masa hasta tener un grosor de unos 0,3 mm. y con una cortapastas cuadrado cortamos las porciones.  Si no tenéis cortador, se puede hacer con un cuchillo, recortando cuadrados de unos 6 x 6 cm.).  Colocamos sobre la bandeja, dejando un dedo de separación entre cada masa. 


Con un cuchillo se hacen los cortes desde cada esquina hasta el centro, pero sin llegar a él.  Colocamos una cucharadita de mermelada en el centro y doblamos las esquinas hacia el centro. 

Con un pincel, les ponemos huevo batido y espolvoreamos azúcar. 


Horneamos unos 20 minutos y deben quedar dorados.  Retiramos del horno y dejamos enfríar sobre una rejilla. 

A la hora de servirlos, colocamos en el centro una cucharadita de yogur y adornamos con una fresa. 


Y... ¡¡listos!! Un postre sencillo, rápido e ideal para el veranito... 

Las últimas compritas de Berta

23 junio 2015

Berta: Aunque le está costando un poco llegar, ya se acerca el veranito y ha llegado el momento de comprar los bikinis para disfrutarlos en la piscina y para la playa.  Este año, como el pasado, hemos ido a El Corte Inglés a comprarlos, porque me gusta bastante la marca B con B.  Tienen estampados chulos y además están bien de precio, cosa que le parece fenomenal a mamá.

El primero que os enseño a mí no me gustaba, pero sí a mi madre, que se empeñó en que me lo probase.  Es de niña más pequeña, para 5 ó 6 años como mucho, así que yo tenía claro que no iba a elegir ese.  Además odio el color rosa, no me va...  Una vez puesto tampoco me convencía nada, así que lo descarté enseguida...

Este año intenté elegir alguno con forma de triángulo en la parte de arriba y me probé un modelo que era muy chulo.  Pero luego me di cuenta de que no son cómodos, ni para nadar, ni para tirarte de cabeza o de bomba, así que descarté también los que había de ese tipo.

El que aparece justo abajo, me gustó bastante, pero los colores eran bastante parecidos al que ya tenía más o menos decidido...


El que os enseño a continuación fue uno de los elegidos y me lo compré, aunque los colores no son de mis preferidos y ya había tenido uno de rayas.  Pero era diferente y mamá me comentó que, al tener esos colores tan alegres, cuando estuviese morena, me quedaría muy chulo. Puede que tenga razón y aparte de eso, es muy cómodo.


Y mi preferido era el siguiente.  Lo tuve claro desde el principio.  El problema es que no tenían la talla y no habían encontrado en otros centros... cuando ya pensaba que iba a tener que cogerme otro, apareció por ahí, colgado en otro lugar.  Me puse muy contenta, porque me encanta, por el modelo, por los colores, porque es cómodo, por el estampado...


También me he comprado dos pantalones cortos.  Ya sabéis que es lo que más tengo en el armario, porque son frescos y es mi prenda preferida, sobre todo en verano.  Los dos son de Massimo Dutti y ya los he estrenado, para el cole de momento, a ver si pronto los llevo a la piscina...

Uno es de rayitas finas azules y el otro es en crudo, liso. 


¿Qué os parecen mis compritas? ¿he acertado? Seguro que utilizo todo un montón...  Ya me lo dice mi madre siempre que vamos de tiendas,"sobre todo, cogéte lo que te vayas a poner, lo que vayas a llevar mucho"...



Hemos visto "Nuestro último verano en Escocia"

19 junio 2015

Mamá:  El mes de junio ha resultado más complicado de lo que esperaba... A veces hacemos unos planes y esperamos que las cosas sucedan de una determinada manera y, de repente, toman otro rumbo.  Entonces sólo queda adaptarte a las circunstancias y campear la nueva situación.  Eso es, bastante resumido, lo que ha sucedido y lo que ha alterado el desarrollo del blog y, sobre todo, nuestra vida de estos días.  En fin, ya sabéis que, siempre que podemos, estamos aquí. 

El verano no acaba de llegar cómo debería, así que de momento la piscina está esperando.  Por eso, el martes las peques pensaron que podíamos ir al cine, ya que llevaban unos cuantos días con ganas de ver "Nuestro último verano en Escocia".  Vencimos la pereza y fuimos.  Pasamos un buen rato y además disfrutamos de la sala, casi casi para nosotras solas.  Una gozada, vaya.  La película me gustó, porque es bastante entretenida, con ratos divertidos y porque está basada en una familia normal, con sus problemas, con sus conflictos... y es que... ¡nadie es perfecto, ni existen las familias perfectas!. 

Viendo la peli, te das cuenta de todo el tiempo que perdemos en nuestra vida discutiendo, muchas veces por cosas y temas de lo más tonto y de escasa importancia.  Me quedo también con la frase que les dice el abuelo a los niños: "No debemos juzgar a nadie porque al final nada de eso importa".   Es cierto, todos tenemos virtudes y defectos, y deberíamos aprender a tener más en cuenta las primeras y pasar por alto los segundos.  Y, aunque a veces es realmente complicado, a quedarnos con lo que nos une, dejando a un lado lo que nos separa. 

En definitiva, una peli sencilla y entretenida para pasar un buen rato.


Berta:  Estos últimos días, como seguramente habréis notado, no hemos podido escribir muchas entradas para el blog.  Como han sido las últimas semanas del curso, antes de las vacaciones de verano, y ya estoy en la ESO, he estado bastante agobiada por los muchos exámenes que he tenido que estudiar y preparar durante estos días pasados. A partir de ahora, intentaremos ser más puntuales con nuestras citas, sobre todo ahora que ya casi ha acabado el curso y podremos estar mucho más relajadas y tranquilas. 


La tarde del martes, mi hermana y yo convencimos a mamá (aunque no tenía muchas ganas y se resitió un poco)  para ir al cine a ver la película llamada "Nuestro último verano en Escocia".  La verdad es que llevábamos mucho tiempo con ganas de verla, ya que una de las actrices protagonistas fue a "El Hormiguero" a promocionarla. Nos pareció que tenía muy buena pinta, así que estábamos esperando a que se estrenara y tuviésemos un hueco entre tanto lío, para comprobarlo.  Tuvimos suerte y no había casi gente en la sala, hasta nos pudimos sentar en butacas vips.

La película trata sobre un matrimonio, al parecer con algunos problemas en su relación, y que tienen tres hijos. Toda la familia va de viaje a Escocia para una fiesta, para la celebración del 75 cumpleaños del abuelo, a la que asistirán hermanos, primos, tíos y amigos de la familia. Y aunque parecía que serían unas vacaciones divertidas y tranquilas, todo se complica con los niños y, sobre todo, con la relación familiar.


La película fue muy divertida, especialmente por los niños, que me parecieron muy graciosos y hacían cosas y comentarios inesperados, porque son bastante atrevidos. También hubo un momento un poco triste, pero la verdad es que resultó muy entretenida.  A veces, me sentía identificada con algunas personas o situaciones de la película, y eso hizo que me lo pasase todavía mejor. Además, salían paisajes preciosos de ese país, con un gran lago, muy verde, con una bonita playa y lleno de vegetación.

Os recomiendo que vayáis a verla y paséis un buen rato. 

Algunas cosillas interesantes y entretenidas

05 junio 2015

Mamá: He leído un post en el Blog de Albert Espinola que me ha parecido muy interesante... De acuerdo con su explicación, la personalidad de cada hermano varia según el orden de nacimiento... Podéis leerlo con detalle aquí.  Y me ha hecho gracia porque, puede ser cierto lo que indica, que los mismos padres actúan de forma distinta con cada hijo, lo que hace que cada uno tome un rol distinto al del resto de los hermanos.  ¿Qué os parece?

Parece que Pixar va a estrenar una película sobre la Inteligencia Emocional, llamada "Del Revés".  La productora de películas como Up, pretende llevarnos a un viaje por nuestras emociones, de la mano de Riley, la preadolescente protagonista de la historia.  Una niña de 11 años que intenta adaptarse a su nueva vida en San Francisco. En el interior de la mente de la pequeña residen Alegría, Miedo, Ira, Asco y Tristeza, cinco emociones que ponen todo su empeño en ayudar a superar todos los problemas por los que se ve envuelta Riley a lo largo de su vida.  Buena pinta ¿no? Trailer aquí.


Y ahora viene lo bueno... ¡¡ya podemos saber a qué edad vamos a morir!! Aunque os pueda parecer increíble (a mí desde luego me lo parece), un científico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston ha creado un test para calcular la esperanza de vida de una persona, teniendo en cuenta sus condiciones físicas y su estilo de vida.

La calculadora se basa en las respuestas a 40 preguntas que se reparten en cuestionarios diferentes:

1º) Referido a cuestiones relacionadas con la edad, el peso, la altura, los estudios cursados, el trabajo y las horas de sueño que se realizan;

2º) Se centra en el estilo de vida de la persona;

3º) Incluye cuestiones sobre nutrición y dietas; un cuestionario médico que profundiza en cuestiones sobre el colesterol, la diabetes, la tensión y otros aspectos relacionados con la salud;

4º) Y una última parte dedicada a la familia.

El test puede hacerse aquí.

Berta:  El otro día pasamos un rato muy divertido con un programa de internet que nos enseñó mamá.  Tienes que subir una foto y la aplicación calcula la edad de las personas que aparecen en la imagen.  Algunas veces acierta, pero otras se pasa un montón... al principio todos nos reíamos bastante, pero cuando empezó a darnos más años comenzaron los enfados y los comentarios "esto no funciona nada bien".

Se llama How-old.net y podéis encontrarlo aquí.  Probadlo, es muy sencillo de utilizar y seguro que pasáis un rato divertido.