Festival de Eurovisión 2015

26 mayo 2015

Mamá:  Con los peques y cuando nadie lo esperaba, nos hemos vuelto aficionados al Festival de Eurovisión.  ¡Madre mía! Aunque parezca increíble les encanta verlo, de principio a fin y con especial interés en las votaciones de los ¡cuarenta países! El sábado casi no empiezan a conectar para otorgar los puntos. Y eso que el tema se ha aligerado bastante, porque hace años esta parte era sencillamente eterna...

He leído por ahí que en España se publicaron más de 2,2 millones de tuits sobre el Festival, de 283.911 autores diferentes... ¡¡Cuánto interés!! Parece que hemos vuelto a los viejos tiempos, cuando esta cita anual reunía a toda la familia delante de la tele... Hablo de hace muchísimo tiempo, no del año de Operación Triunfo, cuando Rosa consiguió que lo siguiésemos de nuevo.  Los peques vieron recientemente su actuación y alucinaban con el coro, formado por Bisbal, Chenoa, Bustamante...

Cuando ven que nadie nos vota y empieza la decepción, siempre los animo con las mismas historietas... "No os preocupéis que sólo hemos ganado una vez y no había nacido ni yo..." "Una vez estuvimos a punto de ganar con Betty Misiego..." (¿Os acordáis de ella?, del movimiento de sus brazos, de su moño tan estirado...) "pero al final le dimos los doce puntos a Israel y nos ganaron", "Tranquilos, que no hemos ganado ni con Julio Iglesias".  Y en este punto les cantó la canción de Betty Misiego "Si todo el mundo...".

En fin, como a ellos les gusta lo vemos, aunque hay quien, a mitad de las canciones se queda dormido y ya no se entera.  En mi opinión, Edurne no actuó mal, aunque no se oía su voz con claridad... quizás el baile y la puesta en escena fueron un poco horterillas y tal vez, como dicen las peques, no cantar en inglés nos perjudica...

En 2016 más y esperemos que mejor...


Berta:  El pasado sábado por la noche fue el festival anual de Eurovisión, y nosotras lo estuvimos viendo, yo creo que como la mayoría. En esta especie de concurso, cada uno de los países que han conseguido pasar las semifinales o son uno de los países fundadores, están representados por un artista nacional y con un canción.

España, este año ha estado representada por Edurne y con la canción "Amanecer", que era un poco lenta y en español. En mi opinión deberíamos tener el año que viene una canción más rápida, más pegadiza y en inglés, porque así la mayoría pueden entender su significado. Este año no conseguimos una muy buena puntación, quedamos en el puesto 21 con tan solo quince puntos, ya que recibimos de muy pocos países.

El ganador del festival en esta ocasión con 265 puntos fue el sueco Måns Zelmerlöw con su canción "Heroes".  Esta canción tenía mucho ritmo y la verdad, a mi me gustó desde el principio y era uno de los favoritos. Pero también se habla de un posible plagio de la canción de David Guetta "Lovers on the Sun", yo he escuchado ambas y la verdad es que tienen un cierto parecido, pero no sé si se puede considerar plagio...

Aunque Edurne no logró una buena puntuación, ella dijo que se sentía ganadora y la verdad es que no lo hizo nada mal y la puesta en escena estaba muy bien. A nosotros nos encanta el momento de las votaciones, pero nunca es emocionante para España porque no está entre los primeros. Bueno el año que viene habrá una nueva oportunidad y habrá que seguir intentándolo...

Mesa de chuches para Comunión

22 mayo 2015

Mamá y Berta: Hace tiempo os enseñamos la mesa de chuches que preparamos para la comunión de Berta, de la que ya han pasado unos cuantos añitos... Hoy os enseñamos otra mesa, esta vez de la comunión del pequeño, que celebramos en mayo de 2014, un apasionado del mundo del fútbol...


Cuando estábamos liadas con todos los preparativos os lo contamos aquí.  La verdad es que organizar cada detalle supone mucho lío, pero luego el esfuerzo merece la pena, cuando compruebas que las cosas salen como tú habías pensado...


Las fotos no son especialmente buenas, pero sirven para hacerse una idea aproximada del resultado... Eso sí, montamos todo rápidamente, con mimo pero con prisa y por eso algunos pequeños fallos se nos escaparon.  Pero lo importante es que gustó a los invitados...


Los cartelitos los habíamos hecho nosotras, también los envoltorios de las chocolatinas, los banderines que adornaban los diferentes botes, los balones... como veis, todo muy casero, pero fabricado con ilusión y cariño...


No fue tarea fácil encontrar chuches de los colores que necesitábamos para la mesa y también para los centros de mesa, que iban a juego con el conjunto... 

 
Eso sí, los popcakes, los cupckes y las galletas las encargamos... ¡no podíamos llegar a todo! Aunque quizás ahora nos atreveríamos a intentarlo... 


Después de comer, ya en la sobremesa, mientras los invitados hablan y comentan, es agradable "picar" algo dulce... aunque estés lleno tras la nada ligera comida, algo siempre te apetece...


¿Un regaliz? ¿Una manza rellena? ¿Una nube? ¿Una gominola? 


Los popcakes eran elegantes y deliciosos... pero los cupcakes con hierba y balón de fútbol nos enamoraron por completo... 


Y como os decíamos la mesa iba a juego con las cajas de chuches que repartimos a los más pequeños y con los centros de mesa que colocamos repartidos.


Todo pensado para que el pequeño de la casa disfrutase en un día tan especial...


St. James Park en Londres

19 mayo 2015

Mamá y Berta: ¿Qué puedes hacer un día soleado en Londres? El mejor plan es aprovechar esa oportunidad y visitar alguno de los parques de la ciudad.  No olvidemos que en el equipaje para visitar la capital británica es imprescindible llevar impermeable y paraguas, incluso en verano.  El tiempo allí es impredecible...


Sigamos ese plan y visitemos, por ejemplo, St. James Park.  Dicen que es el parque más elegante de Londres, con sus deslumbrantes parterres de flores, sus aves exóticas en el lago, un excelente café restaurante y música en el templete durante el verano.  Fue diseñado por Capability Brown en el siglo XVIII.


El puente sobre el lago tiene inmejorables vistas, hacia el oeste, de Buckingham Palace y, hacia el este, de la antigua Colonial Office, donde hace tiempo 125 funcionarios gobernaban el Imperio Británico.


Es una gozada pasear por St. James Park, que tiene una extensión de 23 hectáreas y que está situado en la zona de Westminster, en pleno centro de Londres.  Nosotros llegamos allí, tras haber pasado junto al Big Ben y haber visitado la Abadía.  Pero lo mejor de todo, fue lo que encontramos allí... ¡una auténtica sorpresa que no esperábamos y que nos encantó!



Mientras caminábamos en esta preciosa zona verde, encontramos simpáticas ardillas, acostumbradas al ser humano.  Si te acercabas despacio, sin hacer gestos bruscos, podías observarlas muy de cerca sin ningún problema, incluso hacerles fotos en primer plano... ¡hasta posaban coquetas!



Berta: Me gustó mucho poder ver ardillas desde tan cerca y es que ¡me encantan los animales!... Eran muy simpáticas y, si te acercabas con cuidado, podías casi tocarlas, porque eran muy tranquilas.  Y sobre todo, me pareció muy chulo poder darles de comer, poniéndoles la mano... Creo que les van los cacahuetes, pero nosotros les dimos alguna cosilla que llevábamos para picar y parece que les gustó.



Mamá: Así que os recomendamos, si pasáis por Londres, un paseo por este maravilloso parque, un remanso de paz y tranquilidad, dentro del lío que es una gran ciudad.  Si vais en invierno, podéis disfrutar de un delicioso chocolate caliente o un café, que caliente vuestras manos, mientras lo recorréis despacio, disfrutando del momento y, sobre todo, del poco frecuente sol.


Have a nice day!

El desayuno perfecto con AMOR

15 mayo 2015

Mamá: Os comentamos que el mejor modo de empezar el Día de la Madre es con un buen desayuno.  Y así comenzó el mío, con un desayuno preparado por lo peques, cuidando hasta el más mínimo detalle, hecho por ellos, con galletas y cupcakes caseros, con un batido natural de fresas realmente delicioso y con decoración personalizada.

Berta: Preparamos todo nosotros, entre los tres, para que fuese una sorpresa para mamá y todo quedase bonito... Primero organizamos cómo queríamos que fuese y anotamos lo que queríamos preparar, pensando en lo que le gusta.


El sábado por la tarde fuimos a comprar los ingredientes que necesitábamos para hacer lo que íbamos a cocinar.  Teníamos que hacer las cosas con tiempo, porque nos encargábamos nosotros solos de todos los detalles y queríamos que quedase bien.


También ese día escribimos los menús, recortamos los papeles y pegamos los servilleteros y los adornos, en los que se indicaba en qué lugar se tenía que sentar cada uno.  El de mamá era el más importante, porque era especial para ella.


Además preparamos las galletas, yo me quemé con el horno al intentar sacarlas y me dolió bastante, pero mereció la pena, porque estaban buenísimas.


Buscamos una receta en internet y preparamos un batido natural de fresas, que metimos en la nevera para que estuviese fresquito. 


Y comenzamos con la masa de los cupcakes... que al final quedaron realmente espectaculares y buenísimos de sabor, porque incluso les pusimos relleno por dentro, con una jeringuilla, con mucho trabajo porque hay que hacerlo con cuidado.


El domingo nos levantamos antes, mientras mamá estaba en todavía en la cama, sin  hacer mucho ruido y cerrando la puerta de la cocina. Así, con prisa pero con cuidado para hacerlo bien y que quedase perfecto, terminamos todos los detalles. 


Preparamos la mesa del salón, para desayunar todos juntos.  Y a ella le pusimos su galleta especial, la letra M.  Cuando tuvimos todo listo, fuimos a despertarla...


Mamá: ¡¡Qué sorpresa!! ¡¡Menudo desayuno!! Y con el ingrediente más importante... el AMOR.  En cada galleta, en cada trocito de bizcocho, en cada detalle podía descubrirse la ilusión, la dedicación y el mimo que habían puesto los tres... Ver que eso lo habían organizado y creado, durante horas, pensando en mí, en lo que me gusta, me hizo realmente feliz...


Y es que, cuando te quieren de verdad... ¡¡se nota!! 

Galletas de masa quebrada

12 mayo 2015

Mamá y Berta: Ya os contamos que los Reyes Magos trajeron libros de recetas que iríamos probando... Hoy nos tocan unas ricas galletas de masa quebrada del libro "Mi pequeño taller de galletas".

Los ingredientes, para unas 90 unidades son los siguientes:

* 250 gramos de mantequilla
* 200 gramos de azúcar
* 1 cucharadita de canela molida
* 1 pizca de sal
* 300 gramos de harina
* 50 gramos de maicena
* 1 clara de huevo
* 75 gramos de azúcar moreno 


El tiempo de preparación es de unos 30 minutos (más 3 horas de enfriado y 15 minutos de cocción). Por unidad: 46 kcal. 


Derretimos la mantequilla en un cazo y la dejamos enfriar un poco.  La batimos junto con el azúcar, la canela y la sal hasta obtener una mezcla cremosa. 


Tamizamos la harina y la maicena y las añadimos a la mezcla anterior.  Se bate todo bien en la batidora. 


Envolvemos la masa en film transparente y la dejamos 1 hora en el frigorífico.  Formamos 3 rollos de masa de unos 30 centímetros de longitud y volvemos a refrigerarlos 2 horas más. 


Precalentamos el horno a 175 grados y forramos la bandeja con papel vegetal. Untamos los rollos con la clara de huevo, los pasamos por azúcar moreno y los cortamos en rodajas de 1 centímetros de grosor. 


Ponemos las galletas en la bandeja del horno y las dejamos unos 15 minutos a media altura. 


Y listas, sólo queda disfrutarlas como postre, con un cafecito, con un batido o con un zumo... Tienen buena pinta ¿no? Pues mejor saben... mmmm

(Mamá: Todas las fotos son de Berta, que se está convirtiendo en una experta fotógrafa culinaria, con pequeños retoques han quedado perfectas) 

Feliz Día de la Madre...

03 mayo 2015

Mamá y Berta: Un desayuno especial es la mejor forma de empezar el Día de la Madre...
 
 
"Cuando todo lo que es susceptible de amar
y olvidar en esta vida os haya abandonado, ella,
vuestra madre, abrirá sus brazos siempre amantes,
para recibiros en ellos, como una paloma extiende sus alas
para cobijar a sus polluelos, por más apartada,
por más distante que esté de vosotros,
aunque tenga que recorrer el mundo entero para recibiros"
 
 
Mmmm... ¿puede haber algo más dulce?
 
 
"Porque tu mirada emocionada fue lo primero
que encontraron mis ojos al abrirse a la vida.
Porque no importa dónde te encuentres,
siempre estás cerca de mí.
Porque tu fe en mí me ha llevado
hasta lugares que creí imposibles".
 
 
Un desayuno sin prisas, lleno de risas, besos y abrazos...
 
 
"Porque tus brazos son fuertes para sostenerme,
tus manos son generosas para darme,
tus palabras son acertadas para aconsejarme,
tus silencios son sabios para confortarme,
tu paciencia, infinita para comprenderme."
 
 
Saboreando cada instante, paladeando cada detalle...
 
 
"Porque eres espejo seguro de mis alegrías
y refugio secreto de mis tristezas.
Porque he aprendido de ti a ser mejor y a vivir mejor,
a ir por más y no conformarme,
a entregarme sin condiciones a lo que amo y a quienes amo."
 
 
"Porque te quiero y te confronto
y te desafío y te pongo a prueba,
para volver a quererte y comenzar de nuevo,
sabiendo que siempre cuento contigo."
 
 
"Por estas razones de hoy y por tantas que callo y sabes,
por todo lo que te debo y por lo que aún compartiremos, cómo no decirte muchas veces...
te quiero, mamá".
 
 (Los fragmentos entrecomillados son del libro: "Te quiero, Mamá", de V & R Editoras.)
 
 
(Las galletas son caseras, el donut de color es de La Tartería y las deliciosas palomitas gourmet de sabores de Pop it)