Una de colonias...

27 enero 2015

Mamá: No hay mejor olor que el de un bebé.  Cuando entras en una habitación donde hay uno, se nota enseguida, porque lo llena todo, es único y especial.  Quizás por eso, me encanta cómo huele la colonia "Nenuco" y la he utilizado siempre para mis peques.  También en ambientadores de casa y hasta en suavizantes que tenían ese aroma.  Pero las personas vamos creciendo y nos empieza a gustar perfumarnos... 

Y eso que a mí me fascina el olor característico de cada persona (duchadita y aseada, claro está).  Me gusta esa sensación de coger una camisa, la almohada de la cama o una simple bufanda (por supuesto, limpitas) y percibir el olor, que te recuerda a su dueño-a inmediatamente.  Es una forma de recordar a alguien, de acordarte de su esencia.  Tanto es así que, en ese gesto, siempre cierro los ojos y sólo respiro. 

También me chiflan los recuerdos de olores, sobre todo los que evocan mi niñez y me hacen volver al pasado por un momento.  Pero bueno, me estoy yendo demasiado del tema propuesto por Berta.  Por supuesto, además de todo esto, me gustan las colonias.  Mi preferida es "Aire" de Loewe, aunque no en todas las ocasiones le he sido fiel, siempre vuelvo a ella, sobre todo para fechas especiales, de celebración... Para todos los días, me quedo con "Agua fresca de rosas" de Adolfo Domínguez.  Mmm ¡cuánta fragancia en esta entrada!. 
 
 
Berta:  No sé muy bien por qué, pero me gusta mucho ir a las perfumerías y probar colonias, me gusta echar en esos papelitos que dejan y después olerlas.  Al final, se mezclan tanto que ya no sabes a qué huele exactamente.  También me encanta cuando en El Corte Inglés, te dan de esos papelitos y te dicen la marca, para que puedas comprobar si te gustan.  A veces mamá, cuando va sola, pide para mí y me los trae a casa. 

Cuando la echas en esos papelitos hay que moverlos, porque si no el olor es muy fuerte y te hace hasta daño en la nariz.  También si te pones en la muñeca, hay que esperar unos segundos en olerla, por el mismo motivo.  Yo he usado varias colonias, que nos iban regalando de vez en cuando.  He tenido de Minnie, de alguna princesa y hasta de la serie de "Patito feo", que tenía un aroma bastante empalagoso, por cierto.  

En la carta de Papá Noel de esta Navidad, pedí una colonia, porque quería ya algo más adecuado para mi edad, que fuese suave y "fresquita" (eso no dejaba de repetirlo mamá).  Para ponerlo más fácil, fui antes a probar con ella a una tienda.  Pasamos un buen rato y al final no podíamos oler ni una más.  Pero, lo tuve claro y elegí "Lady Rebel" de Mango.  Además iba en un estuche y salía también body lotion y vaselina. 


2 comentarios

  1. Pues yo en verdad no soy mucho de perfumes... y de Patito Feo tampoco, no sé por qué, yo odiaba (y odio) a muerte esas series (Patito Feo, Violeta...). Pero bueno, yo hay una colonia que a veces uso... de mi hermanita. Se la regalaron y para "las cenas importantes" me la echo.

    Bueeeeeeno, pues hasta otra.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, cada persona tiene que encontrar su perfume o su colonia... pero, por supuesto, otra opción es no utilizar ninguna... ¡¡muchas gracias por tu visita y por tus comentarios!!

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!