Tiempo de adviento...

09 diciembre 2014

Mamá y Berta: Adviento es el período de preparación para celebrar la Navidad. Es un tiempo que nos gusta, porque todo empieza a oler a esas fechas tan especiales y tan familiares, tan llenas de luz y buenos momentos.  Comienzan los preparativos, se escriben las cartas y se colocan los calendarios, con sus regalitos secretos...


Las cajas con los adornos inundan cada rincón, todos quieren participar y colocar algo a su manera.  La casa se llena de luces, de flores de pascua, de bolas, figuritas y estrellas... El cartel de la puerta de entrada y su Papá Noel dan la bienvenida a los que nos visitan...


También llega el momento de los calendarios de adviento...  Puedes encontrarlos de muy diferentes tipos, pero siempre tienen números, que se corresponden con el día del mes... es una cuenta atrás. En algunos de los modelos, en cada tarjeta hay un mensajito que se va abriendo día a día.

En otros, la sorpresa viene en forma de regalitos, tickets - vale que puedes ir canjeando o de chocolatinas.  Quizás estos últimos sean los más sencillos y los más fáciles de adquirir, pero sin duda, son los preferidos de los más pequeños. 


Lo importante es la ilusión de abrir una cajita, un papel, una ventanita, un bonito envoltorio, un sobre, una bolsita o un calcetín.  Lo mejor es el "oooooh" y la sonrisa que le acompaña.


En la red las opciones son infinitas y lo cierto es que la creatividad de la gente y sus ideas son increíbles, hay pequeños, grandes, de múltiples materiales, de todo tipo de colores, hechos a mano... No dejéis de daros una vuelta... la visita merece la pena.


Y no olvidéis que el Adviento es época de quedarnos con la parte buena de las cosas y, por supuesto, de las personas.  De fijarnos en todo aquello que nos une, dejando a un lado lo que, a veces, nos separa o no comprendemos. 


Es una buena oportunidad para refugiarnos en aquello que nos hace felices en algún instante, es el tiempo de deleitarnos en los pequeños detalles y en la esencia de lo que de verdad importa. 


Puede ser además un excelente punto de partida...


Pero para todo eso, es necesario que nos dediquemos a pensar un poquito, es imprescindible que miremos en nuestro interior y comprobemos que todo está bien, en su sitio... porque a veces las prisas, el mal humor, las circunstancias nos llevan a ninguna parte.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!