Taller de decoración de cupcakes y galletas

24 octubre 2014

Mamá: Ya os comentamos en la última entrada que, el viernes pasado hicimos un Curso las peques y yo.  Lo pasamos genial y hoy os lo contamos con detalle, para que podáis comprobar lo que disfrutamos.  Fue muy entretenido y hacerlo juntas nos encantó.  La profe fue Paula de Con un poco de azúcar, una tienda céntrica y preciosa, cuidada al detalle y con todo tipo de ingredientes, cortadores, moldes e ideas para preparar repostería creativa.



Las explicaciones fueron realmente amenas y respondió, con mucha paciencia, a todas las preguntas de unas alumnas poco hábiles en la materia.  Pero el Taller fue, sobre todo muy práctico.  Cada una teníamos que decorar dos cupcakes y dos galletas, una con forma de tarta y la otra de mariposa.  Aprendimos a hacer la buttercream o crema de mantequilla, paso a paso.  En nuestro caso, la elaboramos con sabor a caramelo y estaba... mmmmm, buenísima, aunque no sabíamos si resultaría excesivamente dulce.

Con una manga pastelera y una boquilla, cada una decoramos la parte superior de nuestros cupcakes, uno de dentro hacia afuera y el otro al revés.  Las mamás fuimos las primeras (compartimos el Curso con otro mamá y su peque) y no nos quedaron nada mal.  Después con fondant y unos moldes con formas muy chulas, los decoramos.  Nos reíamos mucho haciendo distintas formas y fijándonos en lo que hacían las demás.  
Después, llegaron las galletas.  Con más fondant de distintos colores y utilizando un cortador, las decoramos.  Primero la de forma de tarta de cumple.  Cuando ya teníamos la base, aprendimos a pintarlas, hacerle unas marcas o a colocar unas bonitas perlas.  Cada una dejó volar su imaginación. Lo mismo con la de mariposa, en este caso también le pusimos colores brillantes, dorados, plateados y rosas, que quedaban espectaculares. 
A mí me encantó el Taller y le perdí un poco de miedo al fondant, gracias a las explicaciones y la dedicación de nuestra teacher.  Me pareció una tarea entretenida, que requiere atención y por eso, desconectas por completo, mientras piensas en colores, decoraciones y formas.  Para mí, fue super relajante y, desde luego, me quedé con ganas de más, porque el tiempo se pasó volando.  Cuando llegamos a casa, nuestras obras fueron todo un éxito y más pronto que tarde repetiremos la experiencia.  Gracias Paula por la paciencia, por tu disposición, por la rica limonada, por las chuches y por esa mesa cuidada e ideal que preparaste para nosotras.

Berta: El otro día fuimos a hacer un Taller de Repostería, en una tienda pequeñita, en la que vendían todo tipo de cosas para hacer distintos postres y también hacían talleres.  Nosotras hicimos uno de decoración de galletas y cupcakes, pero hay un montón de tipos más, como nos gustó mucho, espero poder ir a hacer otro diferente.


Empezamos haciendo una buttercream para nuestros cupcakes, hicimos una mezcla y añadimos el sabor que más nos gustaba, en este caso fue el caramelo. Una vez que ya la teníamos hecha, la metimos en una manga pastelera y elegimos una boquilla que tenía forma de rosa.  Pensaba que sería más complicado, pero haciendo círculos con la manga, poco a poco iban cogiendo la forma de una preciosa flor.


Una vez que ya teníamos la crema puesta pasamos al fondant, había muchos colores y además bastantes moldes con un montón de formas diferentes, había corazones, flores, hojas... Era bastante sencillo, sólo que había que amasar el fondant y ya podías empezar a hacer formas con los moldes y quedaban realmente bonitas, incluso podías hacer una figura combinando varios colores.


Después hicimos las galletas, también decoradas con fondant y con distintos tipos de perlas y bolitas de colores. Para poner el fondant solo tenías que coger el mismo molde de la galleta y extender el fondant para cortarlo con el molde y pegarlo con leche condensada.  Se podían hacer un montón de combinaciones de colores y añadir perlitas e incluso pintar con rotuladores especiales comestibles.


El curso me encantó y como ya he dicho antes, me apetece muchísimo hacer otro. Pasamos un buen rato decorando y al final pudimos tomárnoslas.  Estaban muy buenas y era increíble ver el resultado de las galletas y cupcakes, que por cierto nos quedaron bastante bien. Me gustó un montón decorar los postres y también comérnoslos después.


¿Qué os ha parecido? ¿Os ha gustado el resultado? 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!