Unas preguntas a Ana Alcolea, escritora

19 septiembre 2014

Berta:  Si ya tuve la suerte de estar en contacto con María Frisa y hacerle una pequeña entrevista, ahora tengo una nueva oportunidad que también me ha encantado.  Hemos podido localizar a Ana Alcolea,  hablar con ella y ha aceptando responder a unas preguntas nuestras, para conocerla mejor.  Esta escritora es de nuestra ciudad y es autora de muchos libros.  ¿No es para estar contenta?


Es autora de: El medallón perdido, El retrato de Carlota, Donde aprenden a volar las gaviotas, El bosque de los árboles muertos, La sonrisa perdida de Paolo Malatesta, El vuelo de las luciérnagas, Cuentos de la abuela Amelia, La noche más oscura, Napoleón puede esperar, El secreto del galeón, Bajo el león de San Marcos.


¿Cómo se te ocurren las ideas para escribir tus libros?
Siempre parto de algo que me haya conmovido, emocionado.  Una experiencia en un viaje, una cosa... A partir del momento de ese "encuentro" siento que tengo que escribir algo que tenga que ver con ese espacio, con ese objeto...

¿Qué es lo que más te cuesta de escribir un libro?
Probablemente, lo que más me cuesta es empezar, encontrar ese momento de emoción que me lleva a escribir.  Bien es verdad que cada día nos encontramos con fuentes de emoción, de conmoción, pero no siempre estamos abiertos a ellas.  Una vez que empiezo, el libro sigue su camino.  También es difícil terminar.  No la historia, sino terminar de corregir, de decidir si "esta frase está mejor con o sin coma", "esta oración es demasiado larga...", en fin, esos aspectos lingüisticos. 

¿Qué es lo que más te gusta de ser escritora?
Dos cosas muy diferentes aparentemente: que es un trabajo individual, en el que yo estoy conmigo misma y con mis personajes.  Soy su creadora y a la vez forman parte de mí.  Es una sensación muy especial.  Y también el contacto directo con los lectores, que es algo fascinante.  Porque no debemos olvidar que el libro es cosa de dos: del autor y del lector.  El libro no lo termina de crear el escritor, sino el lector.  Y eso es maravilloso. 

¿Qué es lo más importante para ser un buen escritor?
Pues al menos tres cosas.  Primero: haber leído mucho, porque aprendemos el manejo del lenguaje con la lectura de quien bien escribe.  Segundo: ser curioso, tener capacidad de sorpresa, que cada momento pueda ser convertido en materia literaria.  Tercero: partir de algo personal que nos haya conmocionado.  Si lo hacemos así, podremos llegar al lector.  Escribimos desde lo íntimo del autor a lo íntimo del lector.  De lo universal a lo universal desde lo individual.  

¿Desde pequeña ya te gustaba escribir?
Sí, escribía poesías cuando me gustaba algún chico.  Pero como no tenía ningún éxito con los chicos, nunca le di ninguna a nadie.  Las tengo en un cuaderno.  Hace poco publiqué una en mi blog.  Pero sí, me gustaba escribir.  Aunque nunca me atrevía a pensar que llegaría a ser escritora.  Cuando tenía doce o trece años vi por primera vez a un escritor, a Dominique Lapierre.  Me firmó el libro y me dio la mano, entonces sentí que yo también quería ser como él.  Pero creo que no por el hecho de escribir, sino por el glamour que emanaba de él, que era guapo, elegante y francés, en la España de los años 70. 

¿Qué hay que hacer para publicar un libro?
Escribirlo, corregirlo y mandarlo a una editorial o concurso.  Y tener la suerte de que al lector al que le toque leer tu libro le guste y se lo pase al editor.  Si este primer paso no ocurre, la editorial te dice amablemente que no.  Entonces no hay que desesperar , y mandarla otra editorial.  Un buen libro puede pasar desapercibido en una editorial porque no está en la línea que lleva en ese momento.  Pero eso no quiere decir que el libro sea malo, o que no pueda encajar en otra editorial.  La primera editorial a la que le mandé El medallón perdido lo rechazó.  Anaya lo aceptó y lleva ya 22 ediciones.


¿Cuál es tu libro favorito?
Es difícil decirlo.  Puesto que todos mis libros nacen de algo muy personal.  Son como hijos, me costaría mucho decir cuál es mi favorito. 

¿Cuánto tiempo se necesita más o menos para escribir un libro?
Depende .  He escrito libros que me han costado años porque no los he escrito de un tirón.  Y otros que me han costado un mes, como Donde aprenden a volar las gaviotas, o seis semanas como La noche más oscura, que ha ganado varios premios importantes.  Hay periodos en que se está en una especie de "estado de gracia" y sale todo.  Pero no por estar más o menos inspirada, eso me parece un mito.  Hay que ponerse a trabajar, y si te pones todos los días, el libro sale.

¿Cuál fue tu primer libro? ¿A quién se lo dedicaste?
Mi primer libro fue El medallón perdido y se lo dediqué a la memoria de un primo mío, que murió en un accidente aéreo en África.  Fue el deseo de crear algo hermoso a partir del dolor.  Los seres humanos somos capaces hasta de eso. 

¡¡Muchas gracias Ana!! Me ha encantado haber tenido la oportunidad de hacerte estas preguntas.  Además estoy leyendo un libro tuyo... muy pronto lo cuento. 

4 comentarios

  1. Muchas gracias por vuestra espléndida entrevista. Sois encantadoras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Gracias Ana!! Ha sido un placer leer tus respuestas. Te agradecemos tu amabilidad y disposición desde el primer momento... ¡¡Así da gusto!! También gracias por haberte pasado por aquí y por haber dejado tu comentario... ¡¡No podemos pedir más!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario y por haberte pasado por aquí "Anónimo"

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!