Pulseras de gomas II parte

08 abril 2014

Berta:  Hace uno días os enseñé cómo hacer pulseras de gomas normales; podéis verlo aquí. Hoy os voy a enseñar dos tipos más. La primera es muy facilita (la del centro de la foto de abajo), pero la segunda no tanto (la pulsera de la izquierda en la foto).
 
 
Para la primera, que se llama inversa, necesitas los mismos materiales que en las normales y un número de gomas parecido.
 
 
El comienzo es igual que las normales, pero a partir de la segunda es diferente. Para el principio ya sabéis, la primera cruzada las otras dos normales y subes la de abajo del todo, luego colocáis otra goma y la del medio la bajáis para abajo y la que antes estaba abajo la subís por encima de los lápices. 

(Mamá: Clarísimo Bertita, las que no tenemos ni idea ahora lo vemos fácil, fácil)
 
 
Así tenéis que ir haciendo poco a poco e ir estirando cada vez. El cierre es igual que el de la normal. Quedan muy chulas y ya habéis visto que es súper fácil. Por si no lo habéis entendido, os dejo un video aquí.
 
 
Pasamos al segundo modelo. Como ya os he dicho esta va a ser un poquito más difícil, pero en cuanto lo pilléis veréis que es sencillo y facilísimo. Necesitáis dos tenedores, unas 80 gomitas y un cierre. Son muchas gomas, pero quedan genial. Esta es muy diferente a las anteriores.
 
 
Primero tenéis que unir los dos tenedores con un poquito de celo por la parte de abajo. Cogéis una goma, si el tenedor tiene cuatro dientes, primero la tenéis que pasar por una de un extremo, luego por las dos del centro y por último por la del otro extremo, luego tenéis que hacer lo mismo, pero con el otro tenedor, para pasar la goma de un tenedor a otra tenéis que cruzarla.

(Mamá: Ufff Bertita, prefiero que me la hagas tú, no acabo de entender el truco... no dudo que es facilísimo, pero me pilla un poco mayor)
 

Una vez que tenéis eso, el resto es facilísimo.  Encima añadís otra goma, pero esta se pone normal, que rodee los tenedores. Vais subiendo de una en una las partes en las que se ha dividido la goma de abajo del todo. Las tenéis que pasar por encima del diente o dientes que le corresponden.
 
 
En esta pulsera es importantísimo estirar mucho, pero sin que se te rompan las gomas y también tener mucha paciencia, por que si no... Ya veréis que cuando lo intentéis, lo entenderéis porque es mucho es más sencillo de lo que parece.
 
 
Como sé que probablemente os cueste un poco entenderlo, os dejo un video aquí que lo explica muy bien. Espero que os animéis.

(Mamá: Yo mejor te digo los colores que quiero y me la haces ¿vale? Ah y no olvidéis devolver los tenedores a su sitio, cada vez quedan menos).


4 comentarios

  1. Esas pulseras me tienen mal ¡Voy a enloquecer! , es por todos lados de la casa , en los baños , las habitaciones , encima de la mesita de noche , en la cocina . ¡Por Dios! Eso sí se ha forrado un listo con todo esto , ¡Menuda genial idea ha tenido! Tenía que ser Ingeniero como yo ,pero a mí no se me había ocurrido ,ja.

    http://serendipeandoagusto.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Pues sí Seoane ¡es una auténtica locura! casi todo el mundo lleva sus pulseritas, todas de mil colores. De momento la moda está en todo lo alto. Sí, el que las ha inventado ha acertado. ¡¡Gracias por tu comentario y por tu visita!!

    ResponderEliminar
  3. Buenisimas ideas...pero pueden hacer nuevas pulseras...ya hice todas y quiero probar nuevos modelos..Muchas Gracias y excelente página!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la visita y por el comentario... tomamos nota de la sugerencia e intentaremos poner alguna nueva entrada sobre el tema.

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!