Mesa de chuches de comunión

29 abril 2014

Mamá: La temporada de Comuniones ya está aquí, a la vuelta de la esquina.  Por eso, hemos querido recordar hoy la mesa de chuches que preparamos para Berta, para después de la comida.  Como ya os contamos, la celebró en 2011, hace ya tres añitos.  Entonces no pensábamos en el tema del blog, por este motivo, las fotos no tienen una gran calidad.  Ese día, con los nervios, se te olvida hasta cómo funciona la cámara y luego te das cuenta que hay cosas de las no queda recuerdo. 


En los laterales colocamos unas cajitas con las bolsas de chuches para los niños y niñas invitados.  Las cajas son las típicas de fresas de la frutería, pintadas de blanco, con un papel de seda y una cartel con el nombre de la peque.  Las bolsas blanquitas con lazo en violeta, se las encargamos a Ana Bags y realmente eran preciosas, sencillas y elegantes.  Lo que llevaban dentro también fue un éxito, que duró poco.


Al lado, pusimos unos botes de Ikea, con un lazo a juego con el color de la comunión alrededor.  Estaban llenos de gominolas de distintos tipos y sabores, para que todos encontrasen alguna de su gusto.  En el centro un cartelito, hecho a punto de cruz, dando nombre a la mesa.  Justo delante, unas bandejitas con chocolatinas, con el envoltorio personalizado.  Y por último, unos paquetitos con puntos de libro de recuerdo, para los lectores. 


En el fondo, otros botes pero de mayor tamaño, adornados con unas piruletas de chocolate, con el nombre de la peque (encargadas en Chocolat Factory) y unos molinillos decorativos.  En el centro, en un soporte también de Ikea, con varios pisos, estaban los cupcakes en colores rosas, violetas y verdes, con dibujos de mariposas.  Os los enseñaremos otro día con más detalle, para que podáis ver qué bonitos eran.
Berta: Me encantó descubrir la mesa de chuches que me habían preparado.  Pasé un buen rato mirando cada cajita, cada bote, las piruletas,... Me gustó mucho repartir la bolsas de chuches para todos los niños, con ayuda de mi hermana.  Era muy divertido abrirla y ver lo que había dentro, chuches, cositas y un punto de libro para cada uno, para que lo pudiesen guardar de recuerdo y utilizarlo durante mucho tiempo.  Yo lo tengo bien guardado.


Mamá y Berta: Una mesa con cositas que sorprende y gusta tanto a mayores como a pequeños.  Seguro que, en un momento, desaparece casi todo... Es una manera bonita de endulzar la sobremesa y la tertulia o juegos de los comensales, dependiendo de la edad, poniendo una nota de color en un rincón del restaurante elegido.

Un consejo: Si vais a preparar una para cualquier evento, que os digan antes qué medidas exactas tendrá la mesa.  Así podréis organizar todo previamente, para ver cómo será el resultado.  Nosotras esperábamos una más grande y por eso quedó todo un poco juntito, menos separado de lo que nos hubiese gustado.

3 comentarios

  1. Estoy deseando ver la próxima mesa de chuches. La de Berta fue chulísima!!! Yo guardo los molinillos de papel

    ResponderEliminar
  2. Me parecen preciosos y con mucho gusto todos los detalles . Yo tengo comunión este mes del pequeño .

    ResponderEliminar
  3. Gracias Seoane, nosotras también estamos con los preparativos de la comunión del peque... Eugenia ¿y si no hay mesa de chuches? ;)))

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!