Tarta de mascarpone y fresas...

28 marzo 2014

Mamá y Berta: Si hay un blog de cocina, en concreto de repostería, que nos encanta, nos fascina y nos enamora con cada entrada, es Dulces Bocados.  Os invitamos a perderos por él, a disfrutar con sus cuidadas fotos, a deleitaros con esos maravillosos postres que nos propone Carme.  Ya tuvimos la osadía de preparar la tarta de hojaldre, queso y chocolate.
 
En esta ocasión, nos hemos atrevido a versionar su tarta de mascarpone y fresas.  Y creednos, merece la pena meterse en harina.
 
 
Los ingredientes que necesitáis son los siguientes (para un molde de 20 centímetros):
 
Para el bizcocho:
300 ml. de leche
200 g. de azúcar
4 huevos
300 g. de harina tamizada
1 sobre de levadura tipo Royal
75 g. de mantequilla a temperatura ambiente
Una pizca de sal
2 cucharaditas de esencia de vainilla
Para el jarabe de vainilla:
100 ml. de agua
100 g. de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
 
Para la crema:
500 g. de queso mascarpone
250 ml.  de nata 35%MG
70 g. de azúcar (al gusto)
300 g. de fresas (pueden ser frambuesas, cerezas, moras, arándanos, etc)
 
 
 
La preparación es fácil.  Y la tarta estará lista en 45 minutos.
 
Comenzamos con el jarabe, para eso hay que poner el azúcar y el agua en un bol apto para microondas y calentar en tandas de 30 segundos, hasta que veamos que ha quedado transparente. Después tenemos que añadir la vainilla, remover bien y dejar enfriar.
 
 
Precalentamos el horno a 180º. El siguiente paso es encamisar el molde.
 
Ahora batimos la mantequilla con el azúcar, añadimos la leche y la vainilla.  Ya nos avisa Carme que no debemos asustarnos por el aspecto "sospechoso" que tiene en este momento, es normal.  Cuando pongamos la harina, cambiará.
 
 
 
A continuación añadimos los huevos y batimos.  Ponemos la harina, la sal y la levadura. Mezclamos bien hasta que no veamos ningún grumo y vertemos en el molde.
 
Horneamos de 25 a 30 minutos. Hacemos la prueba del palillo.
 
 
Dejamos reposar en el molde 5 minutos y después desmoldamos sobre una rejilla.
 
Para la crema, mezclamos bien el queso con el azúcar. Montamos la nata y añadimos al queso.
Una vez frío el bizcocho, cortamos por la mitad y mojamos las dos mitades con el jarabe.
 
Cubrimos el bizcocho inferior con 1/3 de la crema y colocamos las fresas cortadas en láminas, cubriendo por completo la crema. Colocamos encima la otra mitad de bizcocho y cubrimos completamente con el resto de crema.
 
 
 
Por último, dejamos enfriar en la nevera hasta la hora de servir. ¡¡No dejéis de probarla!! Mmmm, ahora mismo podríamos tomar un trocito...

4 comentarios

  1. Una pinta estupenda chicas! De buena gana me tomaba un trocito!! Besitos a las dos!

    ResponderEliminar
  2. Ohhhhh felicidades os ha quedado sensacional !!!!! Me alegro que os haya gustado ;-)
    Muchas gracias por el enlace.
    Un besazo a las dos

    ResponderEliminar
  3. Gracias Mari Paz por tu visita y por tu comentario. La pinta buena ¿verdad? pues el sabor... ¡¡buenísima!! tenemos que repetirla...

    ResponderEliminar
  4. Gracias Carmen por pasarte por aquí, por este pequeño blog, y sobre todo por dejar tu comentario. Ver las cosas que haces es siempre una delicia...

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!