Cajitas de la felicidad personalizadas...

10 enero 2014

Mamá: Desde hace unos años, en casa de los abuelos maternos, decidimos que, además de los regalos que nos deja en el árbol Papá Noel, en Nochebuena o bien en Nochevieja según toque, íbamos a preparar otros, hechos por nosotros mismos, para entregar a los demás en la sobremesa de la cena.  Puede ser cualquier cosa que se nos ocurra pero, sobre todo, hecha con cariño.  Desde el principio, los llamamos "los artísticos".  Nadie ha fallado y siempre están listos la noche señalada, aunque haya que correr y dedicar mucho (muchísimo) tiempo los días previos, porque en nuestro caso, nunca conseguimos tenerlos listos con antelación.

Buscamos inspiración por muchas vías y el proceso de pensar lo que quieres hacer, ya es divertido y emocionante.  Después llega el momento, de hacerte con los materiales, de buscar todo aquello que necesitas y ponerte manos a la obra.  Ahora que llevamos unas cuantas Navidades haciéndolo, es más difícil encontrar detalles originales y que puedan sorprender y gustar a los demás.  Y la verdad es que, el momento de entregarlos es una delicia, porque se convierte en algo especial y muy nuestro.  Incluso se hace un sorteo previo, para determinar el orden de darlos.  Algunos prefieren ser los primeros y otros cerrar la lista, poniendo el broche final. 

La peque os va a contar el "artístico" que preparó ella en esta ocasión.  Un regalito pequeño, pero lleno de magia y con una función muy bonita.  Seguro que en los próximos 365 días, la necesitamos y abrimos para leer el mensaje positivo, que nos ha dedicado a cada uno.  Ella hizo todo, preparó con mimo cada cajita, escribió una preciosa explicación para leerla antes e hizo el reparto con la mejor de sus sonrisas. 

Berta: Todos los años, en Navidad, toda la familia nos hacemos entre nosotros unos regalos manuales, a los que llamamos artísticos. A mí siempre me hace un montón de ilusión recibir los de los demás y descubrir qué ha preparado cada uno.  También me encanta pensar los míos y ver si les gustan a los demás. Los hago con muchísimo cariño e intento que me queden lo mejor posible, para que se pongan contentos al recibirlo. Cuesta trabajo pensar la idea, buscar los materiales y hacerlos, pero merece la pena. Hoy os voy a hablar de mi artístico de este año.
Mi idea era hacer unas cajas llamadas "cajitas de la felicidad", tenían que ser pequeñitas de tamaño, pero llevar varias cositas dentro. Tenían que poder llevarse siempre en un bolsillo, para abrirlas en caso de necesitas un poquito de ánimo.  Por eso en el interior, había un mensaje diferente y personalizado para cada uno.  Para los chicos utilicé el color rojo y para las chicas el violeta.  Preparé una especie de discurso para, antes de entregarlas, explicar algunas cosas como: qué es la felicidad, en qué puede ayudarte la cajita...
Para hacerlas cogí unas cajas de cerillas, las forré con folios para que quedaran mejor, porque no encontré en blanco.  Luego en una cartulina puse un mensaje que pensé para cada uno y también una nubecita con el mensaje "felicidad para 2014".  Además metí una figurita muy pequeña y dulce y unas estrellitas. Me parece que quedaron bastante bien y que les gustaron mis artísticos.  A mí me encantaron los de los demás.
¿Os gustan?

2 comentarios

  1. Tu artístico fue estupendo Berta (moníiiiiiiiiiiiiisimo). Me encantó y lo mejor de todo, lo llevo siempre en el bolso para saber que estás cerquita. 1bsot. Clara

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. ¡qué ilusión que la lleves siempre! El tuyo también fue muy chulo... gracias por tu visita, no dejes de pasarte por aquí... un millón de besos

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!