El árbol de Navidad ya puesto

13 diciembre 2013

Mamá: Con un poquito de retraso respecto a otros años, hemos comenzado con la decoración navideña en casa.  Ponemos muchos adornitos, en la puerta, en la entrada y por supuesto, en el salón.  Nunca falta el árbol y tampoco el belén.  Adornar el árbol es un momento muy especial, previo a la celebración de esos días tan familiares.  Esta preparación nos encanta, no tanto cuando hay que guardarlo todo de nuevo, esta parte da más pereza y cuesta empezar.

Cuando ya tenemos todas las cajas fuera, es emocionante abrirlas y descubrir adornos que ya casi ni recordamos.  Cada vez se acumulan más cositas y detalles para colocar aquí y allá.  A los peques les encanta ayudar a poner las bolas.  Para empezar siempre escuchamos un cd de villancicos, de los clásicos, de los de toda la vida y lo iniciamos de nuevo una y otra vez cuando se acaba.  Es un requisito imprescindible para esta tradición. 


Ahora ayudan más, cuando eran pequeños sacaban todo, lo mezclaban y después se cansaban enseguida.  Pero han cambiado, porque ya tienen criterio y van aprendiendo (después de repetirlo muchas veces) que hay que tener cuidado, para que haya cierto espacio entre las piezas, cierto orden y armonía en el conjunto.  Todos colaboran y hasta que no está todo listo y terminado, no colocamos la estrella arriba.  Con el árbol el salón tiene otro color y empieza a oler a Navidad.


Berta: Como todos los años, ya estamos poniendo el árbol de Navidad en el salón de casa.  Esta vez lo hemos puesto un poco más tarde, pero ahora ya está casi acabado. Poner el árbol es una de las tradiciones más famosas de Navidad, y una de mis favoritas.  También poner el belén me gusta mucho, me lo paso muy bien.

 
Todos los años llenamos el árbol de adornos, en nuestro árbol todos o casi todos los adornos son dorados.  Para mí es uno de los colores más bonitos.  Muchos son rojos o plateados, y otros tienen bolas de diferentes colores.  Yo prefiero los que tienen muchos adornos de un solo color y con luces, como el nuestro.  No solo hay bolas sino que también tenemos: estrellas, angelitos, regalitos con lazo, cascabeles... Todo en colores dorados y algunas cosas blancas.
 
 
Como ya he dicho es una de mis tradiciones de Navidad favoritas, es muy entretenido y además lo ponemos todos juntos. Hay que tener cuidado de no poner todo pegado, por eso hay que colocar y alejarse a ver cómo queda, porque si no quedan huecos.  Normalmente ponemos villancicos tradicionales y así vamos poniendo las bolas y adornos mientras cantamos.  Al final del todo, colocamos la estrella en lo alto del árbol, ese es mi momento preferido. Aunque normalmente la pone mamá, porque es la que mejor llega.
 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!