Feliz Navidad

26 diciembre 2013


La Navidad ya está aquí...

20 diciembre 2013

Mamá y Berta:  Hace unos días os enseñamos cositas que nos habían gustado para esta Navidad, diferentes sugerencias para comenzar a preparar estas fiestas tan especiales.  Hoy queremos enseñaros algunas más, porque nos han parecido bonitas y muy oportunas para estas fechas.
 
Desde hace ya algún tiempo seguimos el blog de Nice Party, porque nos ofrece un montón de buenas ideas y muestra mesas de cumples y celebraciones preciosas.  En esta ocasión, nos encantó un imprimible, muy navideño, para hacer de una forma sencilla un sobre con banderola, fino y elegante pero resultón al mismo tiempo. 

 
Teresa del blog Lunares y Naranjas nos recomendó un imprimible genial, para poder tener fácilmente un portal de Belén, con Reyes Magos incluidos.  Queda muy simpático.  Ahora no hay excusa para tener uno en tu casa.  Puedes hacerlo con los peques y ellos pueden colocarlo en su habitación, para llevar hasta el último rincón un poquito de Navidad.
 
 
Anna de Fácil y Sencillo también ha querido brindarnos la oportunidad de hacer nuestros regalos aún más bonitos.  Ha puesto a disposición de todas sus seguidoras, unas ilustraciones encantadoras en colaboración con Mónica Custodio, que pueden dar un toque increíble a cualquier paquete navideño.  Animaros a utilizarlos, veréis qué diferencia. 
 
 
No acaban aquí las cositas que os podéis descargar o que os pueden servir de base, para que hagáis más vuestros mensajes o deseos.  Estas cartas o postales de Creative Mindly las podéis descargar, con distintas frases.  La idea o el objetivo de este kit es que personalicéis, al máximo, vuestras tarjetas, postales o cartas.
 
 
Lucía del blog Baballa, ha hecho una recopilación chulísima de decoración de mesas para niños.  En la entrada encontraréis varias fotos, con propuestas variadas e ideales y, sobre todo, nada complicadas, con unos pequeños detalles todas podemos conseguirlo.  Os enseñamos la que más nos ha gustado a nosotras.  ¡¡Tenemos que hacer algo así este año!!
 
 
No podemos dejar de mostraros una receta que, sin duda, tenemos que intentar pronto, porque es realmente tentadora.  La hemos encontrado en Bocados caseros, y se trata de un Kringle Estonia o Brioche Danés.  No nos digáis que, casi casi, no podéis olerlo.  Una propuesta ideal para cualquier cita familiar de estos días.
 
 
¡¡Todas y todos manos a la obra!! Tenemos trabajo por delante...
 

No podía faltar el Belén...

17 diciembre 2013

Mamá:  En los preparativos de la Navidad, no puede faltar el Belén... Sacar todas las figuras de sus cajas, es uno de los momentos que más les gusta a los peques... Descubrir qué se esconde detrás de cada papel, quitarlo con cuidado para que no caiga, ver si es el buey, un pastor, el niño o uno de los animalitos les encanta... Después hay que colocarlo en su lugar, dentro del portal, junto al río o debajo de la montaña.  Y no hay que olvidar adornar todo con paja, nieve y piedrecitas que hagan más real el conjunto.
 

Nuestro Belén es muy especial para mí, porque lo pintamos nosotros mismos antes de que naciesen los niños.  Compramos las figuras y poco a poco, les fuimos dando color, aprendimos a que los ojos pareciesen de verdad, a mezclar para conseguir distintos tonos, esperamos con paciencia a que se secasen y aplicamos con detalle un barniz para dejarlas terminadas.  Después hemos ido añadiendo algunas cositas más, cestas con frutas, casas.  Cada elemento tiene su propia historia y eso lo hace único, al menos para mí. 
 
 
Ahora que ellos ayudan a colocar todo y tienen sus propias ideas y sugerencias, todavía es más entrañable embarcarse en esta tarea.  Saben que ha costado tiempo y dedicación, por eso han aprendido a tratar todo con mimo y con cariño.   Les gusta hacer el río y opinan sobre si la montaña está lograda o no está bien.  Sólo tenemos una asignatura pendiente que es comprar más figuras y pintarlas juntos, nos caben algunas más, así que hay ponerse manos a la obra...
 
 
Berta: Ya hemos hablado de otras tradiciones de Navidad, pero faltaba el Belén, así que ya sabéis de lo que vamos a hablar hoy. También me gusta mucho esta costumbre navideña, al igual que poner el Árbol, poner el Belén es un momento muy especial en Navidad. Siempre, en este momento del año, esperas encontrarlo en todas las casas. Al menos a mí me gusta mucho ver los diferentes belenes de todos los sitios (del colegio, de los escaparates, de la ciudad...).
 
 
Hay un montón de tipos de belenes, con figuras grandes o pequeñas, sin Reyes o con Reyes Magos, sin río o con río, sin pastores o con pastores... A mí me gustan con figuras grandes, para que se vean bien y los más completos posible.  El de casa es así, grande y con muchas figuras.  Me encanta cuando mamá saca las cajas con las figuras, las vamos desenvolviendo, quitándoles el papel de periódico y las vamos colocando en la mesa de madera que prepara papá. Luego ponemos el musgo, el río y la montaña.
 
 
Además, el otro día en el colegio, como estamos en la semana navideña, hicimos por grupos unos Belenes.  La mayoría tenían figuritas de plastilina, pero en nuestro grupo hemos querido ser un poco más originales y lo hemos hecho con actimeles, así los reciclábamos.  Nos ha quedado bastante bien, aunque a otro grupo les ha quedado muy chulo, porque lo han hecho comestible, con galletas, siropes y pasta. No sé qué grupo ganará, pero ojala sea el nuestro. Ya os contaré el resultado...
 
 
¿Os gusta nuestro Belén?

El árbol de Navidad ya puesto

13 diciembre 2013

Mamá: Con un poquito de retraso respecto a otros años, hemos comenzado con la decoración navideña en casa.  Ponemos muchos adornitos, en la puerta, en la entrada y por supuesto, en el salón.  Nunca falta el árbol y tampoco el belén.  Adornar el árbol es un momento muy especial, previo a la celebración de esos días tan familiares.  Esta preparación nos encanta, no tanto cuando hay que guardarlo todo de nuevo, esta parte da más pereza y cuesta empezar.

Cuando ya tenemos todas las cajas fuera, es emocionante abrirlas y descubrir adornos que ya casi ni recordamos.  Cada vez se acumulan más cositas y detalles para colocar aquí y allá.  A los peques les encanta ayudar a poner las bolas.  Para empezar siempre escuchamos un cd de villancicos, de los clásicos, de los de toda la vida y lo iniciamos de nuevo una y otra vez cuando se acaba.  Es un requisito imprescindible para esta tradición. 


Ahora ayudan más, cuando eran pequeños sacaban todo, lo mezclaban y después se cansaban enseguida.  Pero han cambiado, porque ya tienen criterio y van aprendiendo (después de repetirlo muchas veces) que hay que tener cuidado, para que haya cierto espacio entre las piezas, cierto orden y armonía en el conjunto.  Todos colaboran y hasta que no está todo listo y terminado, no colocamos la estrella arriba.  Con el árbol el salón tiene otro color y empieza a oler a Navidad.


Berta: Como todos los años, ya estamos poniendo el árbol de Navidad en el salón de casa.  Esta vez lo hemos puesto un poco más tarde, pero ahora ya está casi acabado. Poner el árbol es una de las tradiciones más famosas de Navidad, y una de mis favoritas.  También poner el belén me gusta mucho, me lo paso muy bien.

 
Todos los años llenamos el árbol de adornos, en nuestro árbol todos o casi todos los adornos son dorados.  Para mí es uno de los colores más bonitos.  Muchos son rojos o plateados, y otros tienen bolas de diferentes colores.  Yo prefiero los que tienen muchos adornos de un solo color y con luces, como el nuestro.  No solo hay bolas sino que también tenemos: estrellas, angelitos, regalitos con lazo, cascabeles... Todo en colores dorados y algunas cosas blancas.
 
 
Como ya he dicho es una de mis tradiciones de Navidad favoritas, es muy entretenido y además lo ponemos todos juntos. Hay que tener cuidado de no poner todo pegado, por eso hay que colocar y alejarse a ver cómo queda, porque si no quedan huecos.  Normalmente ponemos villancicos tradicionales y así vamos poniendo las bolas y adornos mientras cantamos.  Al final del todo, colocamos la estrella en lo alto del árbol, ese es mi momento preferido. Aunque normalmente la pone mamá, porque es la que mejor llega.
 

Nuestro libro preferido de Adviento

03 diciembre 2013

Mamá: Pues no, no hemos llegado a tiempo y no hemos preparado un bonito y original calendario de Adviento, hecho por nosotras y totalmente personalizado.  Pero eso no significa que no vayamos a vivir esta etapa previa a la Navidad con ilusión.  Desde hace ya unos cuantos años, tenemos un libro precioso que nos sirve para empezar a caminar hacia las fiestas más especiales del año, la Navidad.


Aunque es para niños más pequeños, les sigue gustando que nos juntemos todos y leamos este cuento.  Cada uno un trocito. Este libro-regalo navideño tiene un cuento para cada día del Adviento y un abeto para decorar. Cada cuento incluye un pequeño regalo para ir adornándolo. Así, cada día de Adviento podemos colocar un nuevo adorno en el árbol navideño.


El protagonista es Osito, que está preparando todo para la gran visita navideña de sus amigos. Tiene que decorar su abeto pero no sabe con qué hacerlo. De pronto tiene una idea, llamar a todos sus amigos para que traigan, cada uno, algo para decorar. Así vamos conociendo a todos los animales que acudirán a la fiesta y serán los personajes de los distintos cuentos, proponiendo distintos juegos para encontrar el regalo escondido.

Es una delicia de libro y por eso queríamos compartirlo con vosotros.  Como veis, está usado, se nota que hemos abierto muchas veces los sobrecitos y hemos descubierto el regalito de esa noche.  Esperamos que os guste tanto como a nosotras.


Berta: Todos los años, desde el 1 de diciembre hasta el 24, leemos juntos un libro, que tiene un árbol de papel que tienes que montar.  Luego hay un cuento para cada día, desde el uno al veinticuatro de este mes, porque es de adviento. Este libro, llamado "Cuentos para preparar la Navidad", lo tenemos desde hace muchos años y para nosotros es una de las tradiciones de Navidad, la primera, con la que empezamos.

Debajo de cada uno de los cuentos de todos los días, hay un paquetito que lo abres y hay un adorno que colocas en el arbolito, así, cada día vas adornando más el abeto de navidad.  Además el veinticuatro hay una estrella muy chula y cuando la acabas de colocar, ya está terminado de decorar, con todos los adornos y la gran estrella, arriba del todo.

Cuando se acaba la Navidad, volvemos a meter cada adorno en su paquete y ya está preparado para leerlo el año que viene. Todos los cuentos son muy chulos, pero desde luego el que más me gusta es el del veintitrés de diciembre llamado "Las vacaciones del reno Telmo".  Desde que era más pequeña es mi favorito y me gusta mucho cuando lo leo.
Antes, cuando era más pequeña me hacia muchísima ilusión buscar el libro y empezar a prepararlo, ahora también, pero ya no tanto.  Aún así, como todos los años, vamos a seguir con esta bonita tradición de Navidad.  Lo leeremos cada noche.  Este año ya llevamos dos cuentos del libro "Cuentos para preparar la Navidad".
Así, de este modo, poco a poco completaremos el abeto, hasta que el día de Nochebuena esté listo.