¡Nuestra particular fiesta de Halloween!

04 noviembre 2013

Mamá: Al final fue imposible resistirse y preparamos una fiesta de Halloween.  Pero una fiesta muy especial, porque teníamos que preparar la decoración y la cena entre todos.  Nos pusimos manos a la obra, y cada uno se encargó de alguna de las partes.  Unos preparaban los distintos adornos, dibujando, recortando, pegando y colocando.  Mientras otros se dedicaban a preparar el menú adecuado. 

Durante toda la tarde del viernes nos dedicamos a organizar cada uno de los detalles, para que todo quedase bien y cada uno de los elementos resultase adecuado para la noche más terrorífica del año... Así que hasta que todo estuvo listo para comenzar la celebración.  Nos convertimos en unos expertos dibujando calabazas, gorros de bruja, colmillos y demás.


Nos inspiraron las fiestas que hemos visto en pelis y series americanas... pero no olvidamos nuestras tradiciones, porque de postre también tomamos buñuelos y huesos de santo.  Está bien importar sus ideas, pero manteniendo también las nuestras.  El momento más divertido fue cuando todos nos disfrazamos y alguno pasó miedo de verdad...

Deliciosos dedos (hechos con la receta de las lenguas de gato)
 
Berta: El viernes por la noche celebramos en casa una súper fiesta de Halloween (el jueves no nos daba tiempo).  Pensamos que, por una vez, sería muy divertido celebrar Halloween, aunque no fuese pidiendo chuches por las casas.  Hicimos algo muchísimo mejor, nos tuvimos que preparar los disfraces de terror y todos los adornos, para que la fiesta saliese bien.

 
Los adornos no los compramos, los preparamos entre todos y con nuestras propias manos.  La tarde del jueves y del viernes preparamos todo. Como ya sabéis preparamos una calabaza, pero también hicimos unos murciélagos y unas calabazas con globos, además yo dibujé algunas calabazas para colocar por los muebles de la casa. También hicimos nuestro propio mantel, lo preparamos mamá y yo dibujando más calabazas, pero pequeñitas, y gorros de bruja, pegándolos en un papel de color naranja.


Calabazas caseras hechas de mazapán
No sólo los adornos eran especiales, también preparamos una comida con formas terroríficas, como galletas con forma de dedos, mazapanes con forma de calabazas y ojos.  También algunas chuches especiales de Halloween. Después, cuando acabamos de prepararlo todo nos disfrazamos y entramos a la fiesta, con música, la cena y los adornos de Halloween.  Nos lo pasamos ¡¡de miedo!!, fue una fiesta terroríficamente divertida. Ojalá celebremos una fiesta cada año dedicada a Halloween.

 

2 comentarios

  1. Me encanta el murciélago y las calabazas de mazapán tienen una buenísima pinta....

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias chicas! la verdad es que los murciélagos eran muy resultones... y las calabazas buenísimas...

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!