Doodles un finde en casa...

19 noviembre 2013

Mamá: Como no somos muchos en casa, "solamente" cinco, este fin de semana hemos incorporado un nuevo miembro a la familia, un peluche que trajo Berta.  El muñequito en cuestión, tenía que acompañarnos a todos los sitios, para después poder contarlo en una especie de diario, ilustrado con fotos de cada uno de los momentos.  Nos encontramos con un pequeño problema, el tiempo, porque no paró de llover. 

Empezamos con la sesión fotográfica el viernes por la tarde, en la puerta del Club Deportivo en el que la peque da clases de tenis.  Entonces no llovía, pero a ella le daba vergüenza ponerse con el peluche y que la viesen.  Así que entre "corre mamá, date prisa", "me está viendo la gente" y "o la haces ya o me quito", pudimos conseguir la primera imagen para la crónica en inglés, que había que preparar.

El domingo no fue mucho mejor, porque tuvimos que bajar con Doodles (así se llama la simpática máscota) a la calle lloviendo, y colocarlo con el llamativo atuendo rosa que las peques le habían preparado, mientras discutían si era femenino o masculino, sí podía ir de ese color o no.  El caso es que los que pasaban por allí me miraban a mí, preguntándose "¿qué estará haciendo con el muñequito?".  En fin... 

Berta: Este año en inglés tenemos una "mascota".  Es un pato de peluche, que nos vamos turnando todos los compañeros de la clase, para llevarlo con nosotros a nuestra casa.  Además tenemos que hacer una especie de diario, de lo que hemos hecho con Doodles (que es el nombre de la mascota) durante esos días. Tenemos que poner algunas fotos de la mascota y una ó dos carillas de texto. En la foto podéis ver cómo es, es el del centro, el que lleva gafas rojas.


Estos días me ha tocado llevármelo a mí.  El jueves me lo entregaron y lo devolví ayer lunes. El viernes me lo llevé a clase de tenis y mamá me hizo una foto con él, en la puerta del club deportivo, luego la puse en el diario y expliqué que me había acompañado a jugar. Aunque el tiempo no acompañó, porque llovió todo el fin de semana y casi no pudimos salir, también puse otras fotos: en mi mesa con los deberes, disfrazado con ropa de lluvia, paraguas y echando una partida al Monopoly el sábado por la tarde. 


Me acuerdo que cuando éramos más pequeños, en infantil más o menos, también teníamos una mascota de peluche.  Entonces me hacía más ilusión que me tocase y hasta dormía con ella, no la dejaba ni un minuto. Este año me alegré al saber que me tocaba, pero al final tampoco hice mucho con él, sólo lo preparé para las fotos y escribí el diario en inglés, para entregarlo en clase el día siguiente, fue divertido.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!