¡Qué escaparates tan bonitos!

04 octubre 2013

Mamá:  Este verano tuvimos la suerte de viajar por Alemania, conociendo un poco el país.  Una de las ciudades que visitamos fue Lübeck, al norte. Su centro medieval es realmente bonito y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.  Es una auténtica delicia pasear por sus calles e ir descubriendo, cuando miras hacia arriba, sus famosas siete torres.  Sus construcciones en ladrillo, la hacen diferente, y su tamaño te permite recorrerla despacio caminando.

Si algo llamó nuestra atención especialmente, además de lo cuidadas y limpias que están sus calles, fueron sus escaparates.  Las tiendas de toda la ciudad, están decoradas con verdadero mimo y muchas llaman la atención por su originalidad. Cada vez que das un paseo, no puedes evitar ir deteniéndote porque algo de cada tienda es único, no son simples locales adecuados a un negocio, su estética está cuidada al detalle. 

Además sus escaparates eran preciosos.  Yo me fijé especialmente en el de la tienda que os enseño en las fotos, Michaelsen-living, de clara inspiración nórdica.  Podéis consultar su página web aquí. En sus dos escaparates no podías dejar de mirar todo lo que te enseñaban, porque además de ser cosas bonitas, se notaba el cariño con el que todo había sido colocado.  Y es que cuando quieres sorprender, cada detalle es importante, no olvidemos que una imagen vale más que mil palabras.

Berta:  Este verano conocimos Lübeck, una ciudad muy chula, que tenía casi todas sus casas y edificios de color rojo, muy distintas a lo que habíamos visto antes en Alemania.  Me acuerdo sobre todo, que dimos un paseo en un barco por el río.  Casi no nos montamos, porque a mi hermana no le gusta montarse en barcos o barcas. Así que nos costó mucho convercerla, hasta tuvimos que prometerle que, en la última ciudad, alquilaríamos bicis, porque eso si le encanta.  Eso sí, como conseguimos que subiese, nosotros también cumplimos nuestra palabra.


Esta ciudad, tenía muchas tiendas, bastantes de zapatillas converse, que ya sabéis que me encantan. Pero a mí, la que más me gustó fue una en la que vendían mazapán. Mamá me ha chivado que se llamaba Niederegger y yo he buscado la página web, que podéis ver aquí.  En sus escaparates (la foto de arriba es uno), había todo tipo de cosas hechas de mazapán, hasta edificios enteros.  Mi padre leyó en la guía que el mazapán es típico de Lübeck, y que lo hacen con almendras que traen desde Venecia.


Los escaparates eran muy chulos, pero por dentro la tienda también era muy bonita.  Estaba llena de cosas hechas con mazapán, frutas, verduras, animales,... todo lo que puedas imaginar.  Además de comprar cajas para llevar a la familia, cada uno de nosotros eligió algo para comernos ese mismo día.  Nos costó mucho decidirnos, porque cuando ya lo teníamos pensado, veíamos algo diferente y cambiabamos de idea.  Pero yo, al final, me quedé con una casita que eran muy chula, me dio mucha pena comérmela, pero estaba buenísima.


Mamá y Berta: Así que os recomendamos que visitéis esta ciudad, que os perdáis por sus calles, que os detengáis en cada rincón y en sus tiendas y, sobre todo, que probéis sus deliciosos mazapanes. 

4 comentarios

  1. El escaparate está lleno de cosas de "Green gate" (tazas, telas...) ummmmm me encanta esta marca! Creo que es danesa y tienen cosas preciosas! Yo el otro día me compré unas bandejas de horno flipantes (un poco caras, pero preciosas)! un día pensaba ponerlas en mifuku porque son tan bonitas....Gracias por el post!

    ResponderEliminar
  2. Gracias chicas por vuestra aportación a la entrada de hoy, dándonos a conocer esta marca... Tenéis que enseñarnos las bandejas de horno...

    ResponderEliminar
  3. la verdad es que son unos escaparates de ensueño. gracias por compartirlos.

    ResponderEliminar
  4. A nosotras también nos gustaron un montón... la pena es que la tienda estaba cerrada y las maletas iban a tope...

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!