Hoy por la noche... ¡¡Halloween!!

31 octubre 2013

Mamá: Hoy es la noche de Halloween, una noche terrorífica y de miedo...  Tengo que reconocer que es una fiesta que no me gusta especialmente, probablemente porque no la sentimos como nuestra.  Aunque tengo que reconocer que ha venido a frivolizar el día de Todos los Santos, una fecha con un toque desagradable, así que, por esa parte, me empieza a caer simpático el rollito de truco o trato.

Nunca la hemos celebrado especialmente.  En alguna ocasión sí han invitado a las peques a casa de alguna amiga, y han tenido que disfrazarse.  También en el cole, sin esmerarse mucho, preparan pequeñas cosas.  Pero en casa, nunca nos había dado por ahí y una vez que intentaron ir por las casas con la frasecita, pidiendo caramelos, fue un fracaso total.  Este año, en cambio, parece que se está animando el tema, porque el fin de semana pasado estuvieron preparando dos calabazas para Halloween.  Además, son dos ejemplares con "denominación de origen" porque son del huerto del abuelo, que no entendió muy bien para que las vacíamos... 


Para ser nuestra primera vez, no quedaron tan mal... cuando metimos las velas y las encendimos, el efecto estaba bastante conseguido y las calabazas estaban muy resultonas... Así que, esta noche podrán encenderlas, disfrazarse, contar historias de miedo (bueno, este punto ya veremos, porque luego el pequeño tiene pesadillas y se despierta gritando), pedir caramelos, comer comidas naranjas o con forma de fantasma...

Berta:  Me gusta mucho Halloween disfrazarse para pedir caramelos, asustar a la gente... Aunque yo no lo suelo celebrar, este año hemos preparado una calabaza y un montón de cosas para pasarlo muy bien en la noche de Halloween.


Además en el colegio desde hace unos años, en el día de Halloween los alumnos de sexto de primaria pasan por las clases de los niños más pequeños. Así que hoy me toca asustar a los alumnos de otros cursos y darles caramelos.  Me voy a disfrazar de bruja pero también teníamos la opción de ir de fantasma, de vaquero o de monstruo. Aunque me da un poco de vergüenza tener que dar miedo a los niños, en el fondo es muy divertido, sobre todo con los más pequeños, porque son los que más se asustan, gritan y hasta lloran. Además como voy a pasar a la clase de mi hermano, le daré yo los caramelos.

En Estados Unidos es tradición disfrazarse, pero no solo de terror si no de cualquier cosa e ir por las casas diciendo truco o trato.  Además les dan siempre chuches o caramelos porque, como es tradición, los tienen preparados y no se sorprenden.  Allí tiene que ser muy divertido, se lo pasarán muy bien, aquí no tanto porque la mayoría de la gente mayor o no sabe lo que es Halloween (y hay que explicarlo un montón de veces y te aburres) o no tiene caramelos. Así que es mejor no salir, porque no se consigue casi ninguna chuche.  De todas formas, este año algo haremos para pasar un buen rato.


Feliz Halloween ¿truco o trato?

(No olvidéis participar en nuestro primer SORTEO, un premio os está esperando)

No hay comentarios

Publicar un comentario

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!