Siempre nos quedará la Torre Eiffel

22 abril 2013

Mamá:  París ¿qué podemos decir de esta maravillosa ciudad que no se haya dicho ya? Este año, como regalo por las buenas notas de los peques, organizamos un viaje... Por supuesto, fuimos a Disney, pero antes estuvimos varios días en París, entre otras cosas, porque Berta tenía mucha ilusión en ver la Torre Eiffel...

Siempre que la veía en la tele, nos comentaba que le encantaría poder visitarla... yo siempre le respondía que no iba a defraudarle la primera vez que la viese, porque es verdad que sin ser bonita, es todo un símbolo, que puede verse desde casi cualquier punto .  Cuando llegamos, enseguida la localizaron de lejos y después, siempre nos referíamos a ella, fue una constante del viaje.   Además tenía unas luces preciosas por ser Navidad.

Cuando salimos del metro y caminábamos hacia la Torre, estaba nerviosa hasta yo, que ya la había visto, pensando en qué les parecería a los peques.  ¿Qué sensación les iba a causar?  Sí tenía claro que  iba a sorprenderles... ¡¡Así fue!! cuando apareció ante nosotros, sus bocas se abrieron y la miraron alucinados.  ¡¡No esperaban que fuese tan grande!! La pena fue que había niebla justo cuando compramos los billetes, después de la cola correspondiente, y no pudimos subir hasta arriba del todo.  Sé que siempre recordarán esta primera vez y creo que ya nunca les parecerá tan alta.

 


Berta:  Los papás nos hicieron un viaje sorpresa por nuestras notas a París y a Disney. Desde hace mucho me hacía ilusión ver la torre Eiffel y ver lo alta que era.  Pero no solo me sorprendió la torre Eiffel, sino que también me impresionó mucho la ciudad de París, no me la esperaba así,  era súper bonita y además la vimos en Navidad y había un montón de luces.

Yo sabía que la torre Eiffel era alta, pero no me esperaba que fuera tanto, era gigantesca, me impresionó muchísimo y me apetecía mucho subir.  Tuvimos que esperar mucho rato en la cola, pero merecía la pena aunque sólo pudimos subir al segundo piso por la niebla.

El día anterior de ir a visitar la torre Eiffel  hicimos todos una apuesta sobre cuánto medía, yo no tenía ni idea, pero calculé que unos 100 metros.  Luego nos informamos sobre cuánto medía y eran 324 metros así que ganó mi hermano pequeño, porque mi padre se pasó por muy poco y entonces no valía.  Me pareció tan chula que me compré una Torre pequeñita, que tengo en mi mesa de estudiar. 


 



4 comentarios

  1. ME PARECE MUY BONITA LA FOTO DE LA TORRE EIFFEL.LA DE MAMA PORQUE ES UNA IMAGEN COMPLETA DE LA TORRE EIFFEL.Y LA DE BERTA PORQUE LA IMAGEN ESTA HECHA DESDE MÁS CERCA.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Gracias por tu visita y por tu comentario!! El día no acompañaba mucho, porque no salió el sol, pero hicimos lo que pudimos...

    ResponderEliminar
  3. La plus belle ville... Estuve visitando esta impresionante ciudad con mi marido y mis peques en diciembre.Que recuerdo tan bonito...mis niños alucinaron al verla...el primer día fue de noche y ¡espectacular!. También compramos una torre pequeña que nos recuerda el bonito viaje que hicimos. Es una de las ciudades en la que no nos imporaría ir a vivir...como a vosotras ¿verdad?

    ResponderEliminar
  4. París es tan, tan bonito... siempre merece una visita y siempre descubres algo nuevo. Es una ciudad preciosa y la Torre Eiffel todo un símbolo...

    ResponderEliminar

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!