El fútbol... o te encanta o lo odias...

26 abril 2013

Mamá: Hoy vamos a dedicar un ratito al "deporte rey", aunque no me gusta nada esa denominación.  La verdad es que hay verdaderos apasionados y gente que ve absurdo seguir a once corriendo detrás de un balón... hay gustos para todo. Yo debo reconocer que me encanta el fútbol, me gusta verlo, disfruto con los partidillos importantes e incluso lo paso mal con mi equipo, bueno ahora muy mal por cómo va.

Pero ahora todavía me gusta más, porque tengo en casa, al mejor lateral del mundo... (esta es mi opinión, claramente subjetiva).  Mi pequeño lleva el número 14 y ha organizado, ya desde hace un tiempo, todas las mañanas de los sábados de nuestra agenda... De momento, es el día que entrena o tiene partido, así que haga frío o calor, viento o lluvia, ese día ¡¡toca fútbol!!

Y cómo sufrimos las madres de los jugadores, no paramos de recomendarles cosas aunque ellos no nos oigan... en cuanto hacen un pase o una jugadilla decente, nos emocionamos, gritamos, animamos, nos ponemos nerviosas, si pudiésemos correríamos por ellos... Y luego cómo te cuentan el partido (aunque tú lo has visto), cómo te detallan las jugadas, cómo te narran cada gol... Y ellos se ven tan buenos... tanto, tanto que el mío tiene claro que de mayor va a hacer la "carrera futbolística".



Berta: La idea del fútbol no me acaba de convencer, eso de tener que ser de un equipo o del otro no lo entiendo. Pero lo que más me gusta es cuando mamá y papá preparan una merendola para ver el partido, sobre todo los de España. Así no me aburro tanto viendo el fútbol. No le encuentro la gracia a ver correr la pelota de aquí para allá en el campo.

Todos los sábados entrena mi hermano y casi siempre le tengo que ir a ver jugar. A veces tiene partido, entonces hay que madrugar e ir al campo donde juegue.  A menudo hay que ir a otros coles o  a pueblos cercanos, que no suelen estar muy lejos.  Pero eso de madrugar no me gusta nada y sobre todo para ir a ver fútbol, menos mal que a veces me dejan llevarme la nintendo y se pasa el rato más rápido.  Lo peor es cuando tiene torneos de uno o dos días seguidos.  Eso sí que es rollo.

Cuando hay partidos en la tele, solemos hacer apuestas para ver quien se acerca más o quien acierta el resultado. Yo alguna vez lo he acertado y he ganado, aunque no nos jugamos nada. Como mi hermano está todo el día jugando en el pasillo de casa, a veces me apetece jugar con él a darle patadas al balón o hacemos partidos a ver quién marca cuatro o cinco goles.  Quien los marca antes, gana.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Nos encanta que comentes, por favor, no olvides hacerlo...
¡¡Gracias por tus comentarios!!